Volver

camino dia a dia...

DIOS PROVEE...

0

 

Era el último día de trabajo, casi última hora y día  de cobro, antes de salir de vacaciones, cuando llegó el encargado para comunicarnos que la empresa no nos pagaría la nomina hasta la vuelta de vacaciones, algo que no había pasado nunca hasta ahora y nos pilló de sorpresa, nadie se lo imaginaba, la empresa no tenía ningún tipo de problema económico solo se trataba de una rabieta del jefe por un malentendido con un sindicato y así nos castigaba, en fin, para una familia numerosa que vive al mes como la nuestra nos pillaba muy mal, no teníamos nada ahorrado y nos desilusionaba porque no podríamos hacer nada especial para vacaciones, así se los explique a mi mujer e hijos cuando llegue del trabajo por la tarde a casa, como somos creyentes cristianos decidimos todos juntos decir una pequeña oración antes de la cena para poder pasar el mes de la mejor manera posible y que no nos faltara nada.

Esa misma noche sucedió algo que no olvidaremos nunca, pasadas las 10 de la noche, tocaron el timbre de casa, la verdad nos preocupamos un poco porque no es normal que nadie nos visite a esa hora y nos preguntamos quien podría ser, la sorpresa cuando abrí la puerta, es un hombre y una mujer que jamás había visto antes y que no eran del pueblo ya que aquí casi nos conocemos todos, solo me dijeron si podía salir con el a la calle porque tenía que entregarme unos paquetes mientras la chica se quedaba con mi mujer  y necesitaba ayuda para subirlos al piso, yo medio incrédulo y sin entender mucho lo que pasaba (que pasaba todo muy rápido) le seguí hasta el coche preguntándole de que se trataba, él a todas mis preguntas contestaba” Dios provee,” así subimos unas cuantas cajas y con la última sacó un sobre de su bolsillo y me lo entregó con una gran sonrisa, antes de poder hacer o decir nada ellos ya se marchaban, fue todo tan rápido e inesperado que no nos dio tiempo a reaccionar, mientras los niños y nosotros abríamos las cajas cual fue nuestra sorpresa cuando vimos alimentos para todo el mes y no solo eso sino alimentos de las mismas marcas comerciales que nosotros solemos consumir de nuestro gusto y cuando reacciono un poco veo el sobre, buscando una explicación de quién venía esto, solo me encuentro dentro una cantidad de dinero importante, prácticamente media nomina, nos quedamos todos felices y todos coincidimos que acabábamos de recibir la visita de un ángel, pues nadie sabía de nuestra situación, aun no se lo contábamos a nadie solo habían pasado 3 horas desde que había llegado a casa y lo contaba a mi familia, quien podía  saber que en ese momento necesitábamos de un milagro, no era navidad y no había crisis demás está decir que nunca mas hemos visto a aquel hombre y que no venía de ninguna institución del pueblo nadie sabía nada al respecto ya que buscamos para poder agradecer, esto nos confirmó que fue un milagro y así lo guardaremos en nuestros corazones.

 

 

 

 

 

                                                                      Christian Jensen Rojas            

                                                                      

 

0 Comentarios
Sólo pueden participar los usuarios registrados
Crear cuenta
Desarrollo y diseño por PLICARE
Cargando...