Volver

camino dia a dia...

¿SABES QUE ME DIJO DIOS?

0

 

Bueno,  quizás primero deberíais saber un poquito de mi antes de los 21 años que tenia cuando esto sucedió, me consideraba un chico normal de clase media eso si con mis ideas bastante claras y seguro de mi mismo, me gustaba ayudar a los demás por lo que quería ser bombero pero claro eso en mi país natal significaba  ser voluntario por lo que no podía vivir de eso,  la segunda opción era ser oficial de la marina,  quizás mas que nada porque mi abuelo ( a quien no conocí) lo fue.  Apunte hacia allí hasta que un buen día visité  la academia y después de ver como trataban a los de primer curso ya lo tenia claro a mi nadie me trataría así, ya me quede un poco en el aire puesto que no tenia tercera opción, pero para entonces vivía con un amigo y su familia, a quienes ayudaba con una tienda de comestibles y me gustaba, por lo que decidí estudiar algo relacionado con comercio, busqué y encontré una carrera de comercio exterior en un instituto de Formación Profesional,  era rápida y barata,  en 3 años me titule,  a la vez seguía en la tienda, lo que me permitió pagarme los estudios e iniciar diferentes pequeños negocios con mi amigo, como amenizar fiestas de colegio y colocar sonido a empresas, fiestas, reuniones etc.

Como veis era un joven autónomo y autosuficiente y esto me hacia sentir bien, mi amigo y yo teníamos nuestro tiempo al 110% ocupado y solíamos sacar adelante nuestros proyectos y a la vez nos divertíamos, todo esto hasta que un día a través de mi hermana, que vivía entonces en Italia, se me presento la oportunidad de hacer una propuesta de importación de fruta para un hombre de negocios de allí, lo hice,  a esta persona le gustó y me comentó que le gustaría conocerme y si alguna vez viajaba a Italia que lo buscara, en fin esto despertó en mi el gusanillo de viajar,  después de todo tenía donde llegar, no fue difícil para mi tomar la decisión de irme , sin embargo, si lo fue para mi familia y amigos y a pesar de la negativa de todos ellos, lo decidí y mientras llegaba el día estudie italiano y a pesar de no tener visa me fui.
 
Para entonces,  mi hermana vivía y trabajaba en una comunidad cristiana de voluntariado,  yo no sabía mucho del tema,  le escribí y le dije cuando llegaba,  ella estuvo dispuesta a recibirme y ayudarme hasta que yo pudiera valerme por mi mismo,  que yo pensaba sería rápido, ya que mi idea era conocer el idioma e ir a visitar a mi amigo, el hombre de negocios (a quien por cierto nunca llegue a conocer), como veis,  creía tenerlo todo bastante controlado, y aun recuerdo cuando mi padre me decía antes de irme “no se te ocurra entrar en esa comunidad”, y yo le contestaba, yo, nunca,  ya tengo mis planes. Entenderéis quizás un poco a mi padre si sabéis  que mi hermana tenía 6 hijos y trabajaba como voluntaria a tiempo completo en una comunidad Cristiana, aunque ella era feliz, para papá esto era un poco difícil y temía por mi, y yo no entendía porque,  YO era diferente y sabia lo que quería; ser un hombre de negocios; bueno después de un tiempo cuando ya controlaba mi situación,  cuando ya ganaba algo de dinero haciendo trabajitos esporádicos de repente YO , era un misionero voluntario viviendo en una pequeña comunidad Cristiana, me gustaba,  era diferente e inspirador y quizás no muy tarde llegaría a ser ”pastor” en fin alguien importante,  solo tenía que trabajar duro y proponérmelo todo iba muy bien hasta que un día…
 
Una hermana de la comunidad quería hablar conmigo, era una persona físicamente débil, pasaba bastante tiempo enferma,  era suave al hablar y bastante comprensiva con los demás, no había problema además todos me querían (bastante lógico para mí) , nos sentamos y entre su poco español y mi poco italiano ella quería decirme , por supuesto sin ofenderme que yo era una persona un poco pesado y arrogante,  en suma que debía aprender un poco de humildad y entonces sucedió, escuche esa voz clara y nítida en mi cabeza  y no era ella,  puesto que era una voz de hombre,  me quede atónito ella se dio cuenta que algo pasaba y me pregunto , pasaron unos segundos hasta que yo empecé a repetir lo que había escuchado hasta entonces yo no entendía nada,  ella rápidamente y con cara de asombro  empezó a buscar en la Biblia que tenia a mano; debéis saber , que aunque no lo creáis hasta entonces nunca había leído la Biblia,  solo un poco del nuevo testamento no tenia ni idea que lo que escuche, estaba escrito en la Biblia y cuando ella me mostró,  sin decir nada que lo que estaba recitando era un versículo de Isaías,  todo mi EGO se vino abajo , Dios mas que hablarme me estaba dando una bofetada bien merecida,  demás esta decir que esto cambio mi manera de ver las cosas de forma bastante radical, puesto que comprendí que llevaba toda mi vida pecando contra Dios y mi prójimo con mi auto justicia creyéndome mejor que mucha gente; Dios me perdono y en su gracia me envolvió… queréis saber que me dijo Dios: 
 
“Tu justicia es para mi como trapo de inmundicia”… Isaías 64:6
 
                                                        Christian Boris Jensen Rojas
 

 

 

 

0 Comentarios
Sólo pueden participar los usuarios registrados
Crear cuenta
Desarrollo y diseño por PLICARE
Cargando...